Tratamientos

Dieta Anti-age


Dieta Anti-age

Características

La clave para retrasar el reloj biológico y empezar a rejuvenecer parece estar en que el tratamiento de belleza se aplique desde el interior del cuerpo. La alimentación saludable es el pilar básico sobre el que se asienta la dieta antiage, la cual le declara la guerra al envejecimiento con sustancias antioxidantes que combaten los radicales libres: vitaminas, minerales y polifenoles.

Bondades

Que las arrugas no te toquen jamás.

Puesto que se trata de una dieta saludable y equilibrada, contribuye a perder grasa de una forma sana y duradera, de modo que la silueta se va afinando progresivamente. Al cabo de poco tiempo se empiezan a notar mejoras en el exterior, especialmente en el aspecto de los tejidos y de la piel (se definen los contornos faciales, se minimizan las arrugas, la piel es más luminosa…)

Alimentos que cambian.

Los resultados más inmediatos son a nivel interior: se consigue un estado de bienestar general, más energía y más vitalidad.

Alimentos con poder rejuvenecedor

Es el caso de aquellos con alto contenido en Vitamina C. Sucede lo mismo con los que contienen Vitamina E -como las almendras, avellanas o aguacates-, ya que ayuda a proteger la epidermis de la piel y favoreciendo su regeneración. Los mariscos y pescados también te ayudarán a conseguir retrasar los signos de la edad,

Información Científica

El pilar básico de la dieta antiage es seguir una alimentación rica en vitaminas, minerales y polifenoles. Según médicos, científicos y profesionales de la salud, la clave para retrasar nuestro reloj biológico es comer las cantidades necesarias e incluir en la dieta alimentos ricos en antioxidantes. 

A partir de los 35 años empiezan a aparecer los primeros signos de envejecimiento: canas, pequeñas arrugas en la frente, manchas faciales, pérdida de la elasticidad de la piel, etc. No es posible detener el paso del tiempo, pero sí el efecto que causan los años en tu organismo. En la adopción de hábitos de vida saludables, incluyendo dieta, ejercicio físico y cuidados estéticos, se esconde el secreto de la eterna juventud.

La clave para retrasar el reloj biológico y empezar a rejuvenecer parece estar en que el tratamiento de belleza se aplique desde el interior del cuerpo. La alimentación saludable es el pilar básico sobre el que se asienta la dieta antiage, la cual le declara la guerra al envejecimiento con sustancias antioxidantes que combaten los radicales libres: vitaminas, minerales y polifenoles.

Comer poco y bien es la base de la dieta antiage. Algo tan simple como convertir ésto en hábito. Las sustancias antioxidantes han demostrado ser una protección eficaz en la prevención del envejecimiento y las enfermedades degenerativas relacionadas con la edad, como el alzheimer. Comiendo correctamente conseguiremos no solo cuidar nuestra apariencia y salud física, sino también la mental.

En lo que respecta a la distribución de las grasas, la dieta antiage aboga por menos triglicéridos y más colesterol bueno. 

¿Qué alimentos encontramos en la despensa antiage?

No deben faltar las frutas y verduras frescas, lácteos, aceite de oliva, los mariscos y pescados también te ayudarán a conseguir retrasar los signos de la edad, y agua en abundancia.

Los programas antiage combinan la dieta con suplementos antioxidantes, previa consulta con nuestro especialista, ejercicio físico prolongado a baja intensidad, consumo moderado de alcohol y abandono del hábito de fumar con el fin de no envejecer tan rápido.

Videos


Comentarios

Dejenos un comentario