Tratamientos

Abdominoplastia


Abdominoplastia

Características

El abdomen es la zona del cuerpo donde se acumula grasa con más facilidad, y en la mujer a causa de los embarazos también se produce la separación de los músculos abdominales, aumentando la deformidad de esta zona. La cirugía de abdomen, también llamada abdominoplastia o dermolipectomía abdominal, es un procedimiento quirúrgico complejo de reconstrucción.

Bondades

Nuevo abdomen.

Se hace la reconstrucción de los tres planos del abdomen; la piel, la remodelación de la grasa (ayudados o no por liposucción) y la plicatura de los músculos rectos junto con la reconstrucción muscular.

Restaurando lo perdido.

La abdominoplastia ayuda a recuperar un “vientre plano” y a delinear la cintura.

Imagen soñada.

Gracias a esta intervención, se consigue eliminar las estrías y obtener estéticamente un cuerpo modelado.

Información Científica

El abdomen plano ha sido, a lo largo de la historia, un sinónimo de belleza.  Sin embargo,  lograr ese objetivo es en muchos casos una tarea ardua. Nuestro ritmo de vida y alimentación, el embarazo y el sedentarismo hacen que el abdomen se torne flácido y se llene de depósitos de grasa (“cauchitos, llantitas”). 

Eliminar esa flacidez y esa grasa acumulada es una tarea extremadamente difícil y si a eso se agrega la presencia de estrías entonces la misión se torna imposible. Es importante acotar que la Abdominoplastia o dermolipectomía no es un método para adelgazar sino, por el contrario, para definir y eliminar esa grasa abdominal que no desaparece con ejercicio o dietas y esa piel que no recupera su elasticidad.

Técnica quirúrgica

Se realiza una incisión transversal en la parte baja del abdomen que, dependiendo de la flacidez y la cantidad de grasa, podrá ser de la longitud de una cicatriz de cesárea (minidermolipectomia) o prolongarse hasta casi las espinas iliacas anteriores (dermolipectomía convencional). Dependiendo del tipo de abdomen se puede dejar el ombligo intacto o de ser necesario (mucha flacidez abdominal) se le realizaran unas incisiones para reubicarlo en la zona que anatómicamente le corresponde. Una vez realizada la incisión se levanta toda la piel y el tejido graso del abdomen hasta llegar al ombligo (en la minidermolipectomia) o hasta llegar a los últimos arcos costales (dermolipectomía convencional); el tejido es presionado hacia abajo de forma tal que la piel y grasa se “estiren” y el excedente es retirado logrando obtener un abdomen plano. Por dentro se colocan unas suturas para eliminar la flacidez de la aponeurosis y fortalecer la pared interna del abdomen

Si bien es cierto que se obtiene una cicatriz que en algunos casos es larga, no es menos cierto que se logra obtener  un excelente cambio y una muy buena forma abdominal lo que justifica dicha cicatriz.

Este procedimiento se realiza con anestesia general y dependerá de la cantidad de grasa,  la flacidez de la piel y de las características anatómicas de cada paciente. Por lo general el tiempo será de dos a cuatro horas.

Riesgos

Ninguna cirugía esta exenta de riesgos ya que cada organismo reacciona de forma diferente. En la inmensa mayoría de los casos la evolución es completamente satisfactoria pero un grupo pequeño de pacientes puede presentar alguna alteración que tratada oportunamente no debería representar mayor inconveniente.

Videos


Comentarios

Dejenos un comentario