Noticias

Cómo desintoxicar el organismo de forma natural

Cada cierto tiempo es aconsejable desintoxicar el cuerpo, siguiendo para ello algunos consejos que ayuden a la depuración natural del organismo.

Es habitual que, a lo largo del tiempo, se acumulen en nuestro organismo sustancias nocivas que no ha sido capaz de eliminar naturalmente. Toxinas que, acumuladas a lo largo del tiempo, pueden llegar a resultar peligrosas para la salud.

Por ello es fundamental que al menos una vez al año depuremos nuestro organismo de forma completa, o bien de manera parcial siguiendo para ello algunos consejos básicos de depuración de determinados órganos de nuestro cuerpo: como por ejemplo depurar el hígado o bien depurar los riñones (entre otros).

          Consejos para desintoxicar el cuerpo naturalmente

·   Consume frutas y hortalizas: las frutas frescas, así como las verduras de hoja verde son interesantes para la desintoxicación natural del cuerpo, gracias a que contienen nutrientes esenciales que ayudan en este sentido. Además, los limones se convierten en una de las frutas más recomendadas, ya que actúa como un excelente limpiador natural.

·    Alimentos estimuladores del hígado: el hígado es un órgano importante porque lleva a cabo una gran diversidad de funciones; entre ellas activa las enzimas producidas por el hígado para estimular el proceso de desintoxicación. Alimentos como las semillas de sésamo, la alcachofa, el ajo o el repollo ayudan al buen funcionamiento del hígado.

·      Hidratación correcta: mantener una buena hidratación ayuda a tu organismo a funcionar correctamente. Bebe cada día de 1,5 a 2 litros de líquidos cada día, preferentemente agua, zumos naturales, infusiones y tés.

·    Dieta sana y equilibrada: es vital que durante el proceso de depuración sigas una alimentación natural, sana y equilibrada, basada en el consumo de frutas, hortalizas y verduras.

·      Evita el tabaco, alcohol y café: para que nuestro organismo se depure correctamente es fundamental evitar el consumo de alcohol, café, refrescos azucarados y tabaco, ya que generan toxinas que se acumulan en nuestro organismo.