No esperes más para empezar a cuidarte, ponte en manos de un especialista y elige el tratamiento facial que más vaya contigo según tu edad y tipo de piel.

por Unidad Médica Or-tiferet / 2017-01-31

Las bajas temperaturas, el viento o la humedad son a menudo responsables de que nuestra piel se reseque; a esto sumamos los efectos de la contaminación y que los climatizadores de aire caliente favorecen la deshidratación de la piel. En consecuencia, una serie de alteraciones cutáneas que pueden llevar a un mayor envejecimiento de la piel. 

Para limpiar nuestro rostro tras su exposición a los agentes externos, hidratar nuestra piel o aportarle las vitaminas que necesita para que luzca joven y radiante, es necesario tratarla adecuadamente. 

Si hace tiempo que no disfrutas de una higiene facial, es momento de hacerla, que limpie los poros obstruidos de tu rostro y elimine las células muertas de la piel. Se trata de un hábito imprescindible para el cuidado de nuestra piel, con el que no sólo lucirá más tersa y luminosa, sino que además estará más receptiva a futuros tratamientos que apliquemos.

Una higiene facial completa combina la limpieza con la exfoliación, eliminando impurezas, células muertas y puntos negros. El tratamiento suele continuar con un masaje facial que favorece la circulación y termina con la aplicación de una mascarilla que aporte luminosidad a tu piel.

Para hacer frente a estos daños, los centros de belleza ofrecen actualmente una amplia variedad de tratamientos faciales adaptados a cada tipo de piel.

Oxigenoterapia facial

Si queremos ir un poco más allá, o nuestra piel se ha visto muy castigada este invierno podemos optar por la oxigenoterapia facial. En esta estación, por ejemplo, las que practican deportes de montaña o de nieve exponen su rostro a las mismas agresiones de sol que en verano o a muy bajas temperaturas.

Este tratamiento consiste en la aplicación de oxígeno puro en la piel, de forma que se favorece la circulación sanguínea y la producción de colágeno, mejorando, así, su tono y luminosidad. Además, la oxigenoterapia es altamente antioxidante, por lo que contribuye a frenar el envejecimiento prematuro de la piel.

Tratamientos para ojos cansados, bolsas y ojeras

Los signos de cansancio se reflejan en nuestro rostro casi a cualquier edad. Para contrarrestar estos efectos, lucir un rostro más fresco y mejorar así nuestra imagen se recomiendan los tratamientos revitalizantes de contorno de ojos. Este tipo de cuidado alisa y descongestiona el contorno de los ojos, atenuando las ojeras y reduciendo las bolsas, a la vez que alivia el cansancio de los ojos y relaja los párpados, consiguiendo una mirada fresca y joven.

Peeling y tratamiento facial antiage

Con el paso de los años, los peelings que hace nuestra propia piel son más lentos, por lo que se recomienda recurrir a este tipo de cuidado beauty para mejorar el aspecto de nuestro rostro. Los peelings faciales consisten en una exfoliación profunda de la piel que elimina las manchas, las arrugas o las marcas del acné, consiguiendo como resultado una piel más joven, hidratada, luminosa y suave.

Por su parte, los tratamientos anti-edad están pensados para pieles maduras y suelen realizarse con productos específicos naturales para evitar los signos de envejecimiento en el rostro, aumentando la firmeza de la piel.

 


0 Comments for “¿Que tratamiento facial le va mejor a mi piel?”

Leave us a comment

Ir Arriba